Basis

ENTRENAMIENTO MENTAL

La meditación zen es un método en entrenamiento del cerebro. Adiestra este órgano para trabajar sin las trabas que le impone su habituación al exceso de información.

Para aproximarnos a este método de entrenamiento tan antiguo hay que comentar algunas cuestiones relativas al modo en que funciona el cerebro y el pensamiento humano.

El cerebro es una máquina de formular hipótesis. Toma la información que le llega por los sentidos, la compara con la inmensidad de información que va almacenando, y formula alternativas entre las que la persona debe elegir.

Su objetivo es resolver problemas a fin de proveer al individuo de posibles soluciones ante sus necesidades.

Al igual que en tiempos ancestrales, cuando el hombre debía escapar del acecho de las bestias, el cerebro está diseñado para procurar seguridad al individuo.

No obstante, no es una máquina infalible. Igual que una ecuación a la que se le introducen valores erróneos, el cerebro puede equivocarse en las soluciones propuestas si los datos con los que trabaja son equivocados.

En la práctica estos datos equivocados dependen del grado de subjetividad del individuo, y es problemático que cuantas más cuestiones a lo largo de la vida hayan sido resueltas con error, más cuestiones adicionales se plantea nuestro cerebro, siempre a fin de aportar mayor índice de seguridad, lo que termina por convertirse en un cúmulo de preocupaciones que ronda siempre por la cabeza. Es lo que los expertos definen como ruido de fondo del pensamiento.

En oriente, desconociendo lo que ahora sabemos acerca de neurología, psicología, psiquiatría, bioquímica, etc, lo que conjuntamente se conoce como neurociencias, y simplemente a través de la observación, se practicaron métodos cuya finalidad era adiestrar el pensamiento, en definitiva el cerebro, para que estuviese, digamos, más tranquilo, en la sabiduría de que esa tranquilidad proporcionaba necesidad.

La ecuación es simple: cerebro tranquilo=menos hipótesis=más felicidad. La técnica que desarrollaron se conoce como meditación, y existen numerosas variantes de ella. La meditación zen, también conocida como zazen, es una de ellas.

En cierto momento de a historia, particularmente en India, un individuo avanzó extraordinariamente en este método. Fue llamado Buda y a raíz de sus enseñanzas se desarrolló en torno a ellas una religión, pero la religiosidad que creció a partir de sus discípulos debe aclararse que es posterior a sus enseñanzas, y no fue impuesta por Buda, ni enseñada, como pude comprobarse no sólo tras la lectura de sus discursos sino examinando cualquier riguroso libro de historia.

Las enseñanzas clásicas estaban “diseñadas” para gentes sin formación, y por ello utilizaban un lenguaje simbólico y numerosas metáforas, a veces resultando bastante crípticas, lo que vino a incrementarse cuando algunos grupos hicieron de estos conocimientos un saber secreto.

Pero hoy en día este tipo de lenguaje es prescindible, y se hace necesario reescribir esta sabiduría antigua a la luz de los nuevos conocimientos científicos, los cuáles, por otra parte, ya reconocen los beneficios de este entrenamiento, e incluso contribuyen a mejorarlo con las actuales aportaciones del saber médico de nuestro tiempo.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: